10 motivos para elegir Shopify en tu tienda online

Durante toda mi carrera he tenido la oportunidad de trabajar con distintas plataformas de ecommerce y CMS: Woocommerce, Magento, Shopify, Prestashop… Y cada una de ellas tiene unas características particulares que las hacen más o menos apropiadas para cada idea de negocio.

En el caso de Shopify, tuvela oportunidad de ser uno de los pioneros en trabajar con Shopify en mercados como España, México, Argentina y Latinoamérica en general (allá por el año 2010). He sido testigo del crecimiento tan grande que ha tenido en una década (incluso de su lanzamiento en bolsa), y también de todos los problemas a los que se ha enfrentado. Pero sin lugar a dudas, no hay un mejor stack tecnológico que Shopify cuando hablamos de ecommerce. Y lo digo alto y claro: la solidez de su plataforma, las apps y extensiones disponibles, su pasarela de pago, las integraciones con otros partners, su atención al cliente…y en los últimos años hasta su propia pasarela de pago y soporte en distintos idiomas.

En este artículo, voy a enumerar todas las razones por las que considero que Shopify es la mejor plataforma de venta online:

1. Una plataforma muy potente, rápida y segura.

El equipo de desarrolladores de Shopify siempre ha utilizado los lenguajes de programación más avanzados. Empezaron hace una década con Ruby on Rails y Liquid, y han ido incorporando tecnología punta con cada actualización. Incluso tienen su propia comunidad de desarrolladores que trabajan en diferentes API’s que permiten sacar el máximo partido de la tecnología.

Además, todas las tiendas incluyen un certificado SSL de 256-bit pra garantizar la navegación segura y mantener los datos de los clientes seguros.

2. La velocidad is the new black.

Shopify conoce la importancia de la velocidad de carga de los sitios web y por eso incorpora la Content Delivery Network de Fastly a cada tienda de manera gratuita.

Además, el propio código web está optimizado para facilitar la lectura y respuesta de los servidores. Las imágenes se optimizan de forma automática y, por si quedaba alguna duda, tiene hasta su propia herramienta de análisis de velocidad que te ofrece recomendaciones personalizadas para optimizar más aún. Vamos, un auditor web en toda regla.

3. Facilidad de uso:

No puede ser más fácil. Shopify está pensado por y para los usuarios en todos los sentidos. Tanto si eres cliente como propietario de la tienda. Mirad el panel de administración una vez que decides abrir una tienda con Shopify:

Panel Shopify
Panel de administración de Shopify, el primer día.

Como verás, tan solo tienes que empezar a tomar decisiones:

  • ¿Qué producto subir?
  • ¿Cómo quiero personalizar y diseñar mi tienda?
  • ¿Qué dominio le pongo?
  • ¿Qué quiero añadir cómo método de pago?

Si te fijas, no se requiere conocimiento ni habilidad para preparar tu tienda y publicarla. Es tan sencillo como lo ves. Y en caso de cualquier duda o personalización ad-hoc, siempre puedes preguntarme a mí o la comunidad. Yo te atenderé encantado.

Además, puedes añadir muchas funcionalidades extra como por ejemplo la personalización de producto, la integración de una newsletter, un chat de atención al cliente, tan solo haciendo un click.

4. La experiencia de compra (checkout, velocidad, emails, soporte…)

El equipo de de UX (user experience) de Shopify es uno de los grandes talentos de la compañía. Hasta tienen su propio Twitter, lo cual me encanta.

La relevancia que Shopify le da a la experiencia es, sin duda alguna, su mayor ventaja diferencial frente a los competidores. Todo el journey y el proceso de compra está tan optimizado que no tendrás que preocuparte de nada. ¿Sabes cuánto aumenta automáticamente el porcentaje de conversión de tu tienda sin hacer nada? Mucho. Muchísimo.

Cabe mencionar que el checkout tiene su propia pasarela de pago llamada Shopify Payments, aunque puedes incorporar otras como Stripe, Paypal, Amazon Pay, entre otras muchas opciones.

Una vez que el cliente hace la compra, automáticamente se activan emails transaccionales en los que recibe el ticket de compra y el seguimiento de su pedido. Y tú, recibirás notificación de cada venta y tendrás la opción de comunicarte directamente con él en caso de que sea necesario.

5. Herramientas de marketing para vender más:

Otro de los puntos fuertes de Shopify es su capacidad para integrar herramientas de marketing que te permiten generar más ventas. Desde su App Store puedes conectar cualquiera de ellas, algunas gratuitas y otras de pago. Por listar algunas funcionalidades concretas, me gustaría destacar:

  • Conexión con creadores de anuncios para generar tus banners y anuncios automáticamente.
  • SEO y Optimización orgánica.
  • Integración directa para publicar tus productos en los marketplaces de Amazon, Facebook, Google o Ebay.
  • Creación de landing pages enfocadas a venta.
  • Reviews y valoraciones de producto.
  • Email marketing
  • Herramientas para crear concursos
  • Y muchas más.

6. Foco en la productividad.

Aquí hemos venido a vender.

Por eso, todas las tareas que requieren más análisis y revisión de procesos, están súper optimizadas. Por ejemplo, el panel de reporting muestra de un vistazo los insights y métricas más relevantes para cualquier vendedor.

La gestión de inventario es muy sencilla. Puedes tener tu inventario en el almacén y gestionarlo tú por completo, o incluso delegar esta tarea gracias a la integración con las principales plataformas de dropshipping. Es decir, podrías solo encargarte de vender, ya que el empaquetado, envío y gestión de devoluciones lo puedes contratar por un precio muy económico.

7. Vender en varios idiomas.

Se acabaron los problemas para vender en varios idiomas. Este fue uno de los handicaps de Shopify unos años atrás, porque estaban muy enfocados al mercado de habla inglesa.

Pero la situación ha cambiado por completo y Shopify ha crecido tanto que ahora permiten añadir varios idiomas a tu tienda online, los cuales te ayudarán a posicionar en todo el mundo ya que indexan correctamente.

8. El brutal ecosistema de productos.

Este para mí es uno de los puntos que más me han gustado siempre. La gracia de Shopify es que te permite un amplio abanico de opciones para vender y mantener siempre tu inventario al día:

  • Puedes tener tiendas físicas, y también online.
  • Puedes tener tienda online, pero también cobrar físicamente en algún evento o mercadillo.
  • Puedes gestionar un único inventario teniendo varias tiendas online. O varias tiendas físicas. O ambas.
  • Puedes añadir un botón de compra a cualquier otra web. Y vender desde varias páginas a la vez.
  • O puedes vender solo en redes sociales con Shop Pay.

¿No es impresionante? Es decir, han eliminado los límites, acercando la opción de compra al usuario en cada uno de los posibles puntos de contacto con tu audiencia.

9. La comunidad Shopify y los partners.

Shopify es una gran comunidad y un gran negocio global. Eso hace que haya mucha gente que apoya el desarrollo de la plataforma, compartiendo ideas, desarrollando nuevas aplicaciones o incluso creando relaciones y grupos de empresas.

El objetivo es crecer. Y este, amigo mío, es el motivo por el que estamos aquí. Como decía aquel: «Si caminas solo llegarás rápido, pero si caminas acompañado llegarás lejos».

Que no te quepa duda de que entre todos, podemos hacer cosas muy grandes.

10. Compromiso con el pequeño negocio.

Shopify nace para ser el apoyo a la pequeña empresa. Con ellos, puedes crecer rápido y su compromiso es total. Si te va mal el negocio, dearán de cobrarte la cuota un tiempo hasta que puedas recuperarte. O incluso te apoyarán para conseguir fondos o donaciones que te permitan expandir el negocio.

También hacen formaciones a empresas, te apoyan con la migración de una plataforma a Shopify, y formentan el crecimiento de negocios independientes dándoles visibilidad dentro de sus propios canales.

Dime qué otra empresa hace esto por sus clientes. Las hay, pero pocas. Muy pocas.

Bueno, espero haberte ayudado a tomar la decisión. Cualquier duda puedes dejarme un comentario, o hablar conmigo a través de Twitter.

Nos vemos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *