Mi opinión sobre Webflow, el creador de sitios web no-code

Mi opinión sobre Webflow, el creador de sitios web no-code

Antes de empezar, recuerda: tu web debe ser un activo de ventas que consuma el menor tiempo posible de tu equipo y genere el máximo, y esto priorizarlo por encima de otros factores como la estética de marca, branding, usabilidad, etc.

Ahora sí, empezamos.

A la hora de crear un sitio web hay múltiples opciones que, con el paso de los años, se han consolidado como buenas, o muy buenas. En los últimos años, y con el auge de las herramientas no-code, ha habido un cambio en el ranking de los mejores creadores de sitios web.

Webflow es un creador de sitios web y gestor de contenidos totalmente optimizado, y capaz de crear productos digitales realmente impresionantes.

Webflow entró en escena hace unos años, y tras ver su evolución ha dejado claro que ha llegado para quedarse. Actualmente, Webflow es utilizado por más de 3 millones de personas para crear webs, blogs, portfolios, y tiendas online.

La magia de contratar Webflow es sin duda su sencillez. Ahí radica la gran ventaja de esta plataforma, que permite crear cualquier sitio web sin necesidad de conocer lenguajes de programación o añadir código extra.

Su comparación con WordPress, Wix o Shopify es directa, aunque el propósito de cada uno de estos sea distinto en su esencia. Webflow es capaz de competir con todos a la vez, proporcionando una gran experiencia y rendimiento ya seas emprendedor, blogger o tengas una tienda online.

Índice de contenidos

  1. Un diseño radicalmente innovador
  2. El CMS que necesitas, sin azúcares añadidos.
  3. Un ecommerce integrado y ligero.
  4. Interacciones web que venden solas.
  5. Membresías, tu audiencia disfrutará como nunca.
  6. SEO, como si fueras experto.
  7. Seguridad, al máximo nivel.
  8. Hosting ultra rápido, sin dolores de cabeza.
  9. Un stack unificado.

1. Un diseño radicalmente innovador

Si has trabajado con WordPress, posiblemente conozcas los famosos builder como Elementor o Divi.

Webflow reúne lo mejor de todos ellos, sin necesidad de pagar licencias extra o renovaciones anuales. Además, evitas tener que actualizar cada plugin y posibles errores.

El diseñador de sitios web es, en mi opinión, una experiencia increíble. Te permite arrastrar elementos y piezas de HTML5 como contenedores, imágenes, sliders, tabs o simples bloques de texto, y colocarlos en el lugar que prefieras de forma visual. Sin código. Sin errores.
Además, puedes reutilizar elementos como botones, títulos, o cualquier estructura ya creada para agilizar en el desarrollo del sitio web.

En resumen, tras toda mi experiencia a lo largo de años, puedo afirmar que no existe un mejor diseñador web en el mercado actualmente. Y más aún, si necesitas ser rápido y no depender de diseñadores y programadores en un futuro.

2. El CMS que necesitas, sin azucares añadidos.

Webflow ha puesto foco en ofrecer una innovadora experiencia time-saving para los usuarios y por eso no voy a contarte las funcionalidades típicas, y me voy a centrar en lo más destacable.

Una gran diferencia con sus competidores (WordPress por ejemplo) es que el editor CMS de Webflow te permite escribir y estructuras tus contenidos directamente viendo el resultado. Una vez que lo tengas, con un simple clic lo habrás publicado. Sin duda, un ahorro de tiempo importante.

Otra funcionalidad muy interesante es la relación de contenidos a través de las Colecciones de Webflow. Esto te permite incluir en una misma serie, distintos contenidos (de cualquier tipo: texto, vídeo, audio…) y relacionarlos internamente para que la experiencia de usuario, del editor y del usuario, sea mejor.

Por último, si necesitas pasar por aprobaciones de cliente o equipo, Webflow te permite hacer todo el proceso directamente sobre el editor, donde podrás compartir un enlace para pedir revisión de contenido. Fácil, ¿no te parece?

3. Un ecommerce integrado y ligero.

La integración de Webflow con un módulo de Ecommerce es otro gran detalle de calidad de esta plataforma. El equipo de Webflow ha trabajado duro para conseguir una experiencia única en tiendas online.

Webflow es el único ecommerce no-code que te permite customizar cada detalle de todo el funnel de venta Desde la página de producto, hasta la página de Checkout o el Carrito.

Además, los emails transaccionales también son customizables, haciendo que la experiencia de compra sea, sin exagerar, una auténtica obra de arte marketiniana.

Podrás vender cualquier tipología de producto (físicos o digitales, e incluso suscripciones), además de distintos tipos de envío y pago. Webflow está integrado con los principales partners tecnológicos y pasarelas de pago como Stripe, Google Pay, Paypal, Apple Pay, para que la configuración de pago sea lo más sencilla posible.

Por último y no menos importante, destacar todo el paquete de automatización que Webflow tiene incluido en cualquier plan, que te facilitará mucho la vida a la hora de ejecutar y optimizar campañas de marketing hacia tu tienda online, hacer seguimiento de pedidos y envío de facturas, y por supuesto todas las integraciones disponibles con Google, Facebook, Instagram, Mailchimp, etc.

¿Tu producto es importante? Entonces no dejes que la tienda sea el obstáculo entre tu cliente y tu.

4. Interacciones web que venden solas.

En este punto podría detenerme para contarte algunas de las increíbles interacciones que Webflow incluye en su plataforma. Pero prefiero hablarte de otra cosa que seguro te interesa:

El arte de vender.

¿Sabías que la mayoría de la gente compra por impulso? Esto se debe a que los factores mentales que influyen en el proceso de conversión parten de unas normas establecidas en 2 grupos:

Los factores básicos: el estado de ánimo, la necesidad, el dinero disponible

Los factores sensoriales (aquí es donde tu producto entra en juego): la experiencia de venta, el sentirse realizado, la garantía de calidad, las valoraciones, la identidad visual, y sobre todo la autorrealización del cliente. Este último punto no es ni más ni menos, que la necesidad del cliente por comprar cosas que le hacen sentir único.

Después de todo este batiburrillo de conceptos, te preguntarás dónde quiero llegar.

Pues querido lector, quiero llegar a la importancia de la experiencia, o lo que yo defino como hipnosis comercial.

¿Hay algo más importante que la atención en un punto de venta? ¿No estamos hartos de ver cómo una mala atención es decisiva, y una buena atención genera valoraciones muy positivas (independientemente del producto)?

Pues ahí amigo, es donde Webflow ha puesto toda la carne en el asador. Las interacciones visuales, fluidas y nativas de Webflow hacen que la experiencia sea realmente perfecta. Digna de las mejores compañías que requieren de equipos enorme de diseñadores para mejorar los ratios de conversión.

Pues esto viene de serio en Webflow. Te recomiendo que le eches un vistazo cuanto antes si aún no lo has hecho.

5. Membresías, tu audiencia disfrutará como nunca.

Qué duda cabe de que a la hora de monetizar nuestro contenido, es la audiencia quien juega un papel fundamental. Por eso, Webflow ha ideado un sistema de Membresía que te permite varias opciones para sacar partido a tu audiencia.

Webflow ha sorprendido lanzando las suscripciones en el módulo de eCommerce. Habilitar a los usuarios la opción de pagar de forma recurrente por acceder a tu contenido o darse de alta en un servicio, es algo que siempre ha requerido de distintos plugins o extensiones que había que, además, pagar a parte de tu web.

Estas suscripciones pueden ser gratuitas, pagadas o con distintos niveles de suscripción.

Por otro lado, también tienes la posibilidad de personalizar el contenido en función del tipo de audiencia, una opción importantísima para mantener altos niveles de engagement.

6. SEO, como si fueras experto.

Olvídate de los problemas de indexado en Google y Bing, y sus famosos cambios de criterio con el algoritmo. Esto te ayudará a ganar tiempo para centrarte en crecer tu proyecto.

Webflow es una herramienta SEO. está diseñado para darle a los buscadores aquello que más les gusta, sin necesidad de añadir nuevos plugins:

  • Un código limpio, semántico y bien estructurado.
  • Carga rápida de la web y sus contenidos.
  • Tags y marcado web automático para facilitar el entendimiento de la web por los buscadores.
  • Simplificación de código y optimización de imágenes.
  • Sitemap auto generado y actualizado.
  • Un rendimiento web inmejorable.
  • Todos los protocolos de seguridad al día.
  • Actualización de software automática.
  • Titles, meta y texto alternativo automáticos.
  • Gestión de canonicals y redirecciones sencilla.
  • Hosting de alto rendimiento.

Y lo mejor de todo: Webflow optimiza de forma automática su plataforma siguiendo las recomendaciones que lanza Google, ayudándote a indexar mejor cada página sin hacer esfuerzos extra de SEO.

Tan solo queda que hagas un buen trabajo de contenidos y enlazado, y el tráfico está garantizado.

7. Seguridad al máximo nivel.

En Webflow se toman muy en serio este tema.

Cuentan con todo tipo de certificados de calidad, auditorías y, incluso, controles de acceso de su staff para que tu proyecto nunca se vea comprometido.

Además, al contratar Webflow para tu página web vas a contar con certificados SSL emitidos por Cisco, y actualizaciones diarias de todos los protocolos de seguridad.

La joya de la corona en este aspecto es su función de back up automático, que te permite recuperar una versión anterior de tu web de cualquier momento. Es decir, si quieres restaurar la versión de hace 1 mes, puedes hacerlo sin necesidad de preocuparte ni pagar un extra.

Tip: esto te puede servir incluso por si un cliente te pide volver a una versión anterior ¿A que ahora mola más?

8. Hosting ultra rápido, sin dolores de cabeza.

Amazon Web Services (AWS) es el proveedor de toda la infrestructura de hosting de Webflow. Es un servicio de hosting completamente gestionado, que te evitará llamadas a soporte, monitorizar el rendimiento o aumentar la capacidad cada vez que necesites escalar tu web.

Todo es automático para que ganes tiempo.

Para no andarme con rodeos, te diré que la configuración que el equipo ha hecho en el hosting de Webflow es literalmente sublime.

En su web puedes comprobar que obtienen una puntuación 94 sobre 100 en Pingdom Website Speed Test. En general, y si no haces uso de plantillas y códigos demasiado específicos, la velocidad de carga de las páginas es sobresaliente.

Además, al contratar Webflow estarás aprovechando el CDN Fastly de forma gratuita, para garantizar una rápida respuesta web en todos los lugares del mundo.

Por último, simplemente destacar que disponen de más de 100 centros de datos en todo el mundo, y un servicio gratuito de balanceado automático que evita que se caiga tu web cuando recibe picos de tráfico.

9. Un stack unificado.

La tendencia de las herramientas no-code no es casualidad. Crear una web con Webflow te ahorra incalculables horas de trabajo de gestión, contratación y monitorización de distintos servicios que son completamente necesarios en un proyecto de calidad.

Webflow es el partner ideal para cualquier proyecto digital, especialmente para pequeños equipos que necesitan poner foco en el negocio.

Por último, es importante destacar que Webflow no es únicamente una plataforma. Webflow es una comunidad enorme de usuarios que cada día se apoyan entre ellos para hacer más y más grande esta herramienta. Entre ellos, equipos de soporte especializados, usuarios avanzados que comparten sus activos y plantillas en la comunidad, un foro de usuarios donde se comparten distintos retos y sugerencias, y una Webflow Academy donde aprender a utilizar la herramienta rápidamente.

Espero que toda esta información te ayude a tomar una decisión para crear tu sitio web. Si por casualidad te queda alguna duda, te invito a que añadas un comentario más abajo, o te pongas en contacto conmigo.

Hasta el próximo post.

3 respuestas a “Mi opinión sobre Webflow, el creador de sitios web no-code”